Los Cinco Hijos de Carcasona

En el sur de Francia, específicamente en el Languedoc, existe una serie de fortalezas medievales que muero por conocer: los llamados «Cinco Hijos de Carcasona», y que forman parte de la serie de sitios turísticos conocidos (erróneamente, a mi parecer) como «Castillos cátaros», si bien muchas de dichas fortalezas no tuvieron nada qué ver con el catarismo.

«Castillos cátaros» es un término utilizado por el turismo contemporáneo para designar, en forma arbitraria, al conjunto de fortalezas construidas por el rey de Francia en la frontera sur de sus dominios resultantes al final de la Cruzada Albigense.

La cruzada albigense o cruzada contra los cátaros, fue un conflicto armado que tuvo lugar entre 1209 y 1244, por iniciativa del papa Inocencio III con el apoyo de la corona de Francia (dinastía de los Capetos), con el fin de reducir por la fuerza el catarismo (del que publicaré algún artículo posteriormente), un movimiento religioso calificado como herejía por la Iglesia Católica y asentado desde el siglo XII en los territorios feudales del Languedoc, favoreciendo la expansión hacia el sur de las posesiones de la monarquía capetana y sus vasallos.

Los únicos auténticos castillos que pueden considerarse como cátaros fueron las ciudadelas de Laurac, Fanjeaux, Mas-Saintes-Puelles, así como las fortalezas de Lastours, Montségur, Termes o Puilaurens.

Carcasona y sus cinco hijos

Tras el fracaso del intento de reconquista de Carcasona por Ramón Trencavel II, vizconde de la casa Trencavel, en 1240, la ciudadela de Carcasona fue considerablemente reforzada por el poder real francés, nuevo amo del territorio, que arrasa numerosos castra en la región de Corbières y erige ciudadelas para vigilar y proteger la frontera con la Corona de Aragón.

Por tanto, los cinco castillos que fueron en la época denominados como «los cinco hijos de Carcasona» son

  • Castillo de Aguilar
  • Castillo de Peyrepertuse
  • Castillo de Puilaurens
  • Castillo de Quéribus
  • Castillo de Termes

Las cinco fortalezas resistieron los diferentes ataques llevados a cabo por los ejércitos aragoneses. El sistema de defensa real se basaba en un centro logístico poderoso, consistente en los cinco hijos de Carcasona, con otros castillos más pequeños y dispersos sobre la zona fronteriza. Estos castillos de vigilancia se disponen ocupando las líneas de cresta, que ya habían sido ocupadas por los cátaros en razón de su estratégica posición.

 

Carcasona

Carcassone es un conjunto urbano y arquitectónico fortificado singular que constituye la parte más antigua del núcleo poblacional de la comuna francesa de Carcasona, también conocida en francés como Cité de Carcassonne o simplemente la Cité y en occitano como Ciutat de Carcassona.

Vista de la Cité de Carcassone

La ciudad fortificada o ciudadela está situada sobre una elevación en la orilla derecha del río Aude, frente a la ciudad moderna, y muestra en sus diferentes edificios y elementos arquitectónicos defensivos la huella entre el período prerromano, pasando a convertirse sucesivamente en una ciudad galo-romana, una plaza fuerte visigoda, ocupada por los musulmanes, capital del Condado de Carcasona, del Vizcondado de Carcasona, para finalmente llegar a ser cuartel general francés al término de la cruzada albigense, en tanto que fungía como sede del Senescal de Carcasona.​

Rodeada por una doble muralla de 3 kilómetros de longitud, en su interior se conserva el aspecto de las ciudades medievales europeas con calles angostas y tortuosas, edificaciones de fachadas con entramados, barrios de artesanos y gremistas, junto con elementos propios, como el castillo de los condes de Carcasona y la basílica de Saint-Nazaire.

 

Aguilar

El castillo de Aguilar está ubicado en la comuna francesa de Tuchan, a unos 4 kilómetros de dicha población y a 30 kilómetros de Perpiñán, en el departamento del Aude. Se encuentra emplazado sobre un peñasco rocoso de cerca de 400 metros de altura, rodeado por laderas bastante suaves, con barrancos por las zonas del Oeste y el Sur.

El castillo de Aguilar. Como la mayoría de las fortalezas occitanas, están constriudas sobre elevaciones, dominando el terreno circundante

El castillo de Aguilar es un claro y representativo ejemplo de castillo de planta geométrica. La parte más antigua, edificada por sus señores occitanos del siglo XII, antes del estallido de la cruzada, es la segunda muralla interior situada en lo más alto del peñasco.

La torre del homenaje, lugar de residencia del señor feudal y situada en el centro del recinto, está rodeada por una muralla de planta hexagonal flanqueada en cada ángulo por seis torres semicirculares de principios del siglo XIII. Dentro de este recinto se encuentra la cisterna.

Una pequeña iglesia consagrada a Santa Ana completa el conjunto; es una construcción de estilo románico, muy sencilla y pequeña. El resto de los refuerzos corresponden a las obras de ingeniería francesas posteriores.

 

Peyrepertuse

El castillo de Peyrepertuse (realmente una villa fortificada) se encuentra en la localidad de Duilhac-sous-Peyrepertuse, de la región de Occitania y región natural de las Corbières. Se encuentra edificado en una cresta rocosa de unos 400 metros de longitud y a una altitud sobre el nivel del mar de 800 metros.

Su posición estratégica, que permite vigilar los diferentes valles que lo rodean, controlar diferentes puertos de montaña y la comunicación de señales con el castillo de Quéribus (ubicado a 7 kilómetros de distancia), lo convirtió en el más importante conjunto defensivo y el más remarcable ejemplo de arquitectura militar en la Edad Media en el Languedoc.

Vista aérea del castillo de Peyrepertuse

El recinto primitivo, en la parte oriental y más baja de la cresta, es donde se encuntran las construcciones más antiguas. Solo es accesible a través de una pequeña puerta de entrada defendida por una barbacana. De planta triangular y rodeado por una muralla de 102 metros de longitud, flanqueada por torres semicirculares, está constituido por un patio central alrededor del cual se apoyan las diversas construcciones.

A la izquierda está la torre del homenaje y a la derecha la capilla de Santa María Bastida con una pequeña habitación adosada, era a la vez lugar de culto y refugio.

Encima de un estrecho promontorio de la zona norte de la cresta está edificado el castillo de San Jorge. Es, paradójicamente, una fortaleza dentro de propia fortaleza. La escalera de acceso, la famosa Escalera de San Luis, está construida al borde de un impresionante precipicio; un tramo de unos sesenta escalones tallado en la roca. Entre las habitaciones de la torre del homenaje se encuentra la capilla de Sant Jordi con nave única y ábside semicircular.

 

Puilaurens

El castillo de Puilaurens se encuentra ubicado en la comuna de Lapradelle-Puilaurens, perteneciente al departamento del Aude. Esta fortaleza está edificada en un espolón rocoso, el monte Ardu, que domina el valle del río Boulzane desde sus 697 metros de altura, bloqueando el acceso al valle de Fenouillèdes.

Impresionante imagen del Castillo de Puilaurens sobre el monte Ardu
Impresionante imagen del Castillo de Puilaurens sobre el monte Ardu

Es conocido como refugio durante la cruzada contra los albigenses. En 1241, el diácono cátaro de Fenouillèdes, Pedro Paraire, tiene allí su residencia. Varios perfectos cátaros serán alojados allí entre 1245 y 1246. La fortaleza no cayó jamás en manos del León de la Cruzada, Simón de Montfort.

Hacia 1250, el castillo pasa pacíficamente a manos de la corona francesa. Por una carta de agosto de 1255, Luis IX de Francia (actualmente conocido como San Luis Rey) ordena al Senescal de Carcasona que fortifique el castillo y el tratado de Corbeil de 1258 convierte al castillo en una de las fortalezas defensivas francesas frente a la poderosa Corona de Aragón.

El castillo resistirá numerosos ataques aragoneses y se convertirá en la fortaleza más meridional del recién expandido Reino de Francia hasta el tratado de los Pirineos de 1659, tras el que comenzará un lento declive hasta su abandono total a fines del siglo XVII. Una leyenda explica que la Dama Blanca, nieta de Felipe IV de Francia, viene por las noches pálidas a pasear sus vaporosos velos por el camino de ronda de las desmanteladas almenas.

 

Quéribus

El castillo de Quéribus está situado a 728 metros de altitud en la comuna de Cucugnan, en el Languedoc, al límite con el de Maury, en el departamento del Aude.

En el momento de la cruzada albigense, iniciada en el año de 1209, el castillo era propiedad del caballero Xabert de Barbaira, hereje notorio y arisco opuesto a los cruzados franceses y alemanes. Se convirtió en un refugio para los religiosos cátaros: Benévolo de Termes, perfecto, diácono y después obispo cátaro del Rasés residió en 1230 y quizás hasta su muerte antes de 1233.

Por su ubicación remota fue uno de los últimos castillos cátaros, junto con el de Puillorenç, en acoger responsables de la iglesia cátara después de la caída de la ciudadela de Montségur.

El castillo de Quéribus fue el último en entregarse durante la cruzada albigense
El castillo de Quéribus fue el último en entregarse durante la cruzada albigense

El castillo está constituido por tres recintos superpuestos en la cima del acantilado. Se aseguraba la protección del castillo gracias a diversos sistemas de defensa: finas aspilleras que utilizaban los ballesteros, aberturas para los cañones o troneras para las armas de fuego manuales. Cuatro siglos de evoluciones del arte defensivo están representadas en su recinto defensivo.

Reonstruidos en diversas ocasiones, los muros del torreón han sido reforzados y el espesor de los muros alcanza varios metros. La geometría poligonal de la estructura permite reducir los efectos devastadores de los proyectiles.

En el interior, la sala gótica contiene dos habitaciones y está iluminada por una imponente ventana. El interior sorprendente de esta estructura es muy diferente del aspecto masivo de la torre. En efecto, la sala contiene los restos de una chimenea sobre el muro oeste. Un imponente y magnífico pilar retiene la bóveda nervada de cuatro cruzados de ojivas, en forma de palmera. El fondo del pilar es de tipo piramidal y sostenía el suelo que separaba la sala principal de la bodega.

La cima de la torre del homenaje tiene una terraza accesible por una escalera de caracol situada en una torre rectangular juntada con el torreón. Desde este sitio se abre un excepcional panorama sobre los Pirineos, el mar Mediterráneo y las viñas de Corbières.

 

Termes

El castillo de Termes está ubicado en la comuna de Termes, perteneciente al departamento del Aude, a medio camino entre Carcasona y Perpiñán. Edificado sobre un montículo con suaves pendientes, en tres de sus lados se haya rodeado por barrancos, siendo solo accesible por la parte meridional.

La torre del homenaje, en el centro y zona más alta del peñasco estaba dividida, en 1163, entre los hermanos Raymundo y Guillermo de Termes.

Al proclamarse la cruzada albigense, el castillo de Termes sufrió constantes ataques por parte de los cruzados por su posición estratégica y por la fuerte implantación del catarismo entre sus ocupantes.

Vista aérea de la excepcional posición que goza el castillo de Termes

El sitio de Termes, que en 1210 impuso Simón de Montfort al castillo y los dos burgos que se encontraban en las proximidades inmediatas, así como contra sus ocupantes y a su señor, Raymond de Termes, acusado de herejía, se convirtió en un caso particular dentro de la cruzada contra las fortalezas occitanas, al poseer catapultas tanto sitiadores como sitiados.

Tras cuatro meses de continuos de asaltos, la falta de agua y comida fueron los que obligaron a rendirse a los señores de Termes. Raymond fue hecho prisionero y encarcelado en Carcasona.

Actualmente no quedan más que murallas derruidas. Las ruinas del castillo de Termes componen una planta rectangular de dos murallas concéntricas, entre las que se encuentra el camino de ronda, flanqueadas por torres de vigilancia redondeadas, del siglo XII, con los vestigios de la torre del homenaje situada en el centro geométrico.

 

Los Cátaros – La Cruzada Albigense

Para concluir, inserto aquí un maravilloso documental sobre la cruzada albigense con imágenes actuales de la región donde se vivió este conflicto entre 1209 y 1244.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s